Mi?rcoles, 16 de enero de 2013

La comida es parte fundamental en la vida del ser humano; es a través de los alimentos que obtenemos los nutrientes, las vitaminas, la fibra y la fortaleza que necesitamos  para funcionar en un mundo cada vez más acelerado, por eso la importancia de llevar unos correctos hábitos alimenticios que nos ayuden a estar preparados para hacer frente a los desafíos del día a día.

Vemos como en el mundo los problemas de sobrepeso y obesidad son cada vez más comunes. La gente se pregunta por alguna dieta para adelgazar y que le ayude a lucir un cuerpo estilizado; en el mercado abundan los gurús que ofrecen resultados milagrosos en poco tiempo, variadas dietas y planes alimenticios que, muchas veces, se contradicen entre sí. ¿Qué hacer entonces para perder esos kilos de más?  La respuesta no es tan complicada; nosotros mismos podemos adoptar un estilo de vida basado en una alimentación saludable sin tener que recurrir a la abstención ni supresión extrema de alimentos. En la internet tenemos una serie de recursos que nos pueden dar luces sobre el trema, por lo tanto le recomendamos visitar http://www.comobajardepesoymas.com/dietas-para-adelgazar-guia-completa/; obtendrá mayor información al respecto.

Comencemos controlando lo que comemos regularmente; si acostumbramos a consumir alimentos con altas cantidades de calorías, azúcares, sal y grasas saturadas debemos dar un paso al costado y comenzar a incluir más vitaminas, más proteínas, más alimentos integrales y más frutas y verduras en nuestra alimentación regular. Podemos seguir algunas sencillas recomendaciones al respecto y empezaremos a notar cambios que nos motivarán a seguir adelante con nuestro objetivo.

Perder peso es un proceso que puede llevar tiempo, se necesita dedicación y constancia. La paciencia es la clave en cualquier proyecto que se adelante, y el tema de la nutrición no es la excepción. Cambiar algunos alimentos por otros quizá no resulte tan fácil al comienzo, pero nuestro organismo irá acostumbrándose a los nuevos alimentos que estos llegarán a ser imprescindibles en nuestro menú habitual. ¿Qué tal si empezamos a incluir más frutas y verduras en nuestros platos? Cuatro porciones de fruta al día, y cinco porciones de verduras son ideales para conformar un menú bajo en calorías; en promedio suman menos de 2000 calorías por día. Image by emelec

Los lácteos bajos en grasa ayudan al buen funcionamiento de nuestro organismo, por eso consumamos diariamente tres tasas de sus productos derivados; los yogures o los cereales integrales con leche deslactosada son perfectos para el desayuno.

Reduzcamos o evitemos el consumo de fritos, de dulces y productos derivados de la mantequilla; estos contienen ácidos trans grasos que suministran a nuestro cuerpo grasa dañina para nuestra salud.

Alimentos como el pescado, los aceites de canola, vegetal y de oliva, el pollo y las carnes magras, entre otros, pueden aportarnos hasta un 30% de calorías, lo que representa la medida que debemos tener en cuenta a la hora de consumir nuestros alimentos cotidianos.

 


Tags: dieta para adelgazar, metabolismo, Frutas y verduras, Cereales, Proteínas

Publicado por alekoselmagno @ 22:12
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios